avisadores de radar

Los casi 1.200 radares de la DGT formularon el pasado año 3,2 millones de denuncias por exceso de velocidad, frente a las 2,4 millones de 2014. Es decir, que en 2015 se registró un 33,74% más de denuncias por sobrepasar los límites de velocidad establecidos en las carreteras españolas (excluidas las del País Vasco y Cataluña) que en el ejercicio anterior, según un estudio publicado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Cada minuto seis conductores fueron sancionados por exceso de velocidad. La mayoría de las infracciones, el 52,6%, se captaron en autopistas libres y autovías, y un 6,6% en autopistas de peajes (217.056 infracciones). “Se registraron incrementos de denuncias en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias y la Comunidad Valenciana”, según precisó Mario Arnaldo, presidente de la AEA.
“La que más sube es Cantabria, donde casi se han triplicado las infracciones por exceso de velocidad al registrarse 58.870, frente a 19.766”, añadió.
Pero si en Cantabria el incremento fue del 197,83%, en el resto de regiones los incrementos de denuncias fueron más que notorios: en Asturias, un 151,4% más; en la Región de Murcia, un 137,5%; en Galicia, un 83%; en Navarra, un 79,8%; en La Rioja, un 55,2%, y en Madrid, 52,8%.

A-6 en Madrid, el radar más mortífero
De los casi 1.200 radares, únicamente 25 (el 2%) ‘pillaron’ al 24,63% de los conductores que circulaban con exceso de velocidad. El que más infracciones cazó es el de la A-6, en Madrid, a la altura del kilómetro 18,2, que puso el pasado año 68.616 denuncias, un 11,86% más que en 2014. Le sigue el de la A-45, de Málaga, el de la AP-6, de Madrid, y el situado en la A-55, de Pontevedra.

radares-puntos-negros_2